22 de agosto de 2009

huele a braga

Vivir en una ciudad que se llame BRAGA tiene su gracia ( si sabes español, claro). Los comercios son una mina de chistes.




Y la cosa se pone al rojo con las campañas politicas locales, algo que nunca imaginé, la lencería femenina como reclamo político.

2 comentarios:

héctor de la puente dijo...

por fin un partido político pro-fetichismo.

tortlon dijo...

Como decían en Apocalipsis Now:"Me encanta el olor de las bragas por la mañana".