18 de noviembre de 2010

Al final de la escalera.

Paseando por la bella villa de Ágreda, en la provincia de Soria, el amigo Ore y yo nos topamos con esta vivienda cuya entrada principal escondía una (coloque aquí el calificativo que más estime oportuno) escena.



3 comentarios:

Fran dijo...

Macabramente adorable.

Cristina dijo...

El sueño de todo ser humano.

ORE blu! dijo...

son los 7 enanitos, con los pitufos, los fraguel y los jobits.