7 de enero de 2008

Complemento de lujo

Este artilugio del tamaño de un encendedor me lo regaló mi hermana pequeña hace poco. Lo encontró en la casa donde vive en Alemania. Por lo visto era la casa de una anciana que había muerto y había dejado la vivienda llena de chismes de todo tipo... pelucas, abrigos, gafas... y algunos complementos de entre los que he querido señalar este particularmente.

Por si en las fotos no se aprecia: es un relog digital dorado con un recubrimento de plasticucho malo que simula piel de cocodrilo.

Me pregunto que tipo de persona ideó este gadget... aunque más me intriga el comprador tipo...

Si lo tuviera que explicar sin el apoyo de las fotografías, se me ocurre considerarlo como el Ferrero Rocher de la relojería...




2 comentarios:

tortlon dijo...

Este elegante despertador de viaje es de "plasticucho" porque sus creadores apelanban a un aleccionador sentimiento ecológico de respeto animal sin renunciar al incuestionable magno diseño que la madre naturaleza aporta a la piel reptilesca.
Como se nota que nunca tuvisteis uno!!!
Es el Mon Cheri de la relojeria!!!

www.juliofalagan.com dijo...

Seguro que además hace fotos. Algo de esto he visto yo en la CIA.
Alto Secreto.